domingo, 21 de junio de 2009

Seamos hombres

Un hombre verdadero se sacrifica para honrar sus compromisos. Aún cuando dé mucho, las bendiciones que recibe compensarán el sacrificio.